Siguenos en Facebook

Ofertas

Fuentes y Tipografías de archivos para enviar a impresión

Incrustar y trazar fuentes y tipografías.

Cuando enviamos un archivo para impresión que sea un documento PDF, AI , PSD , (NO JPG,PNG,TIFF) débenos tener especial cuidado a la hora de guardar el archivo, ya que si las fuentes y tipografías no están incrustadas, trazadas o no las tiene la imprenta, las fuentes van a ser sustituidas inmediatamente, lo que significa que se van a ver de manera diferente , no tendrán el mismo tamaño, ni grosor y el archivo final se vera afectado.

 

¿Cómo hacerlo?

Trazar: Cuando hablamos de convertir las fuentes a trazos, curvas o contornos nos referimos a que nuestras fuentes tipográficas pasan de ser letras (caracteres, números, signos) a curvas. De esta manera el impresor verá lo mismo que nosotros cuando abra el documento y no será necesario que incrustemos las fuentes. La única desventaja de trazar los textos es que ya no se podrán editar, por eso es necesario que antes de trazar cualquier texto guardemos una copia sin trazar en nuestro ordenador.

En illustrator: Seleccionamos los textos y accedemos a Texto>Crear Contornos.

En photoshop: Seleccionamos los textos y accedemos a Texto>Crear trazado de trabajo.

Incrustar: Esto es posible solo si el programa de edición en el que estamos trabajando lo permite, y se utiliza normalmente para trabajos que van a ser guardados como (PDF o EPS), lo que hará el programa es que en el momento de guardar el documento nos da la opción de incrustar la fuente, esto guarda la información del tipo de letra en el código del documento.

 

El control de su archivo.

Nuestro trabajo se limita a comprobar la capacidad de impresión y la "fabricación" en función del producto solicitado. También señalamos que su pedido "esta en proceso de producción", lo que significa que su archivo se ha normalizado de acuerdo a las limitaciones del producto solicitado (por ejemplo, conversión a CMYK, ajuste a la plantilla, verificación márgenes para guillotinado) y nos aseguramos de poderlo fabricar en las mejores condiciones posibles.

 

Lo que NO hacemos.

No corregimos ni ajustamos el documento (por ejemplo, errores de ortografía). No arreglamos los archivos, especialmente cuando nuestras acciones son susceptibles a cambiar su apariencia, tanto en términos de diseño como en los colores. No realizamos ninguna prueba de color digital sistemáticamente.